Tántalo

Tántalo, de símbolo Ta, es soluble en los álcalis fundidos, insoluble en ácido sulfúrico, clorhídrico y nítrico, y soluble en ácido fluorhídrico. Arde en el aire para formar pentóxido de tantalio, Ta2O5, una sustancia blanca e infusible que se combina con los óxidos o hidróxidos metálicos para formar compuestos llamados tantalitas. El “ácido tantálico”, TaO5·xH2O, es un precipitado gelatinoso que se produce añadiendo agua al pentacloruro de tantalio. El tantalio tiene un punto de fusión de 2.996 °C, un punto de ebullición de 5.425 °C y una densidad de 16,6 g/cm3. La masa atómica del tantalio es 180,948. El tantalio pertenece al grupo de metales que incluye al vanadio y al niobio. Existe principalmente en el mineral tantalita, FeTa2O6. El tantalio ocupa el lugar 53 en abundancia natural entre los elementos de la corteza terrestre. La mayoría de los minerales de tantalio contienen algo de niobio metal, que es separado por procedimientos de extracción con disolventes o cristalización selectiva. Comercialmente, el tantalio se prepara por la electrólisis del tantalifluoruro de potasio fundido o de compuestos de tantalio disueltos en ácido sulfúrico diluido.

El tántalo se puede obtener del fluorotantalato K2TaF7 por calciotermia (reducción con calcio y la consiguiente elevación de temperatura). Es extremadamente resistente a la corrosión (debido a la formación de una película de óxido) y al ataque de los ácidos (excepto el HF). Reacciona con alcalís fundidos y con no-metales a temperaturas elevadas.
El tántalo puede ser utilizado como sustituto del platino para instrumentos de laboratorio que requieran una buena resistencia a la corrosión. También se utiliza en la industria química por las mismas razones. Los fluidos del cuerpo humano no reaccionan con el metal por lo cual se usa para implantes quirúrgicos sin rechazo.

Otra aplicación es el uso del carburo de tántalo en carburos cementados que se utilizan como herramientas de corte.

El metal es bastante inerte al ataque con ácidos, excepto al ácido fluorhídrico. Se oxida con mucha lentitud en soluciones alcalinas. Los halógenos (halogenuros) y el oxígeno reaccionan con él en caliente, para formar haluros y óxido correspondientes, con estado de oxidación V. A temperatura elevada absorbe hidrógeno y se combina con el nitrógeno, el fósforo, el arsénico, el antimonio, el silicio, el carbono y el boro. El tantalio forma también compuestos por reacción directa con el azufre, el selenio y el telurio, a temperaturas elevadas.

La fundición no es una posibilidad para separar y purificar este tipo de minerales debido a su alta resistencia al calor. Por ello deben ser intervenidos con una mezcla de ácido fluorhídrico y ácido sulfúrico concentrado para disolver el óxido de tantalio y otros compuestos que forman parte del coltán.








Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »